Saltar al contenido

Displasia de cadera en perros

La displasia de cadera en perros es habitual en las razas grandes y medianas, aunque también podemos encontrar perros con displasia de cadera de raza pequeña. Si tu veterinario ha diagnosticado una displasia de cadera a tu perro, no te preocupes, te explicamos los síntomas y los tratamientos más efectivos para ello.

¿Qué es displasia de cadera en perros?

Podríamos explicar que la displasia de cadera es una enfermedad hereditaria situada en la cadera y que suele aparecer en los perros cachorros jóvenes, de entre 4 y 5 meses. Es una enfermedad genética y pueden ser varias causas las que pueden causar la aparición de la displasia, la gran mayoría, hereditaria. Otra de las causas más comunes es el considerable aumento de peso del animal.

Esta enfermedad se clasificado por diferentes grados, siendo el Grado 1 más suave y el Grado 4 el más severo. De hecho, es muy habitual que un perro con displasia de cadera empiece con una enfermedad de displasia de Grado 1, y poco a poco vaya aumentando su dolor y su lesión y acabe en Grado 3 o 4 si no se detecta a tiempo.

Síntomas que provoca en los perros

Síntomas de la displasia de cadera
Uno de los síntomas de displasia de cadera en perros es la dificultad en levantarse

Es probable que si tienes un cachorro con alguno de estos síntomas de displasia de cadera, veas que desaparece a los 9 o 12 meses de edad. En aproximadamente un 80/85% de los perros esta displasia de cadera parece que desaparece pero queda permanente hasta que al cabo de unos años vuelve a aparecer. Vamos a ver cuales son los síntomas más comunes:

  • Se ve una cojera al caminar
  • Problemas al levantarse del suelo/cama
  • Agarrotamiento por la mañana
  • Humor negativo
  • Debilitamiento muscular
  • Balanceo de caderas al trotar
  • Negativa a moverse del lugar

Estos síntomas no serán presentes cuando el perro sea cachorro a excepción de una pequeña cojera aguda. Poco a poco la displasia de cadera se empieza a formar y no da ningún problema aparente, pero pasado unos meses/años, habrá que tener precaución con esta enfermedad. Los síntomas en una displasia de cadera para perros pueden ser más, pero los que te hemos contado son los más comunes y típicos.

Tratamiento para la displasia de cadera en perros

tatamiento displasia de cadera en perros
Los perros que sufren de dolor de displasia, pueden seguir algún tratamiento para mejorar o incluso recuperarse al 100%

A la gran mayoría de perros jóvenes se le aplica un método quirúrgico para evitar la artrosis en un futuro y pasar el resto de su vida con dolor y molestias. Se aplica una prótesis de cadera, pero esta operación siempre se decidirá en un veterinario, con la supervisión de un profesional y para casos graves y para los perros que hayan finalizado la edad de crecimiento.

Las recomendaciones más habituales y que funcionan en un perro con displasia de cadera son las siguientes:

  • Dieta: Evita que tu perro suba de kilos, el aumento de estos kilos hará que soporte muchos más de los que puede soportar y por contra aumentará el dolor de cadera.
  • Ejercicio y caminar: El ejercicio es bueno, pero con precaución. Saltos suaves, carreras cortas, etc. El caminar irá muy bien para la displasia de cadera.
  • Evita que se coloque a 2 patas: Cuando un perro se aguanta con las 2 patas traseras, apoya todo el peso del cuerpo en sólo estas 2 patas. Esto provoca un sobre esfuerzo en una zona delicada.
  • Toma de antiinflamatorios: Medicamentos que relajen el dolor y sean antiinflamatorios irán bien para mejorar la displasia de cadera, esto siempre irá a cargo de la supervisión de un profesional veterinario.

La displasia de cadera en Pastor Alemán y la displasia de cadera en Labrador son los más habituales y comunes, aunque la mayoría de razas grandes y medianas, lo sufren. A un perro con esta enfermedad, no se le considera que está recuperado 100%, hasta que la displasia a desaparecido por completo durante 2 años. Esto se irá verificando con radiografías, así que si notas que tu perro ya está recuperado, no cantes victoria.

MÁS ENFERMEDADES DE PERROS