Saltar al contenido

Enfermedades del Dogo de Burdeos

A pesar de su aspecto fuerte y su gran tamaño, las enfermedades del Dogo de Burdeos son varias y es vulnerables en cuanto a salud se refiere. Su esperanza de vida es corta en relación con la de otras razas de perro grande. Suele presentar problemas de las articulaciones, esqueléticos, cardiopatías, insuficiencia renal, hipotiroidismo, cáncer, problemas cutáneos, depresión y otros. Estos padecimientos limitan y acortan su vida en tres o cuatro años menos de la media. A continuación te las detallamos.

Enfermedades genéticas del Dogo de Burdeos

Su esperanza de vida se sitúa entre ocho y diez años. Por otra, parte el Dogo de Burdeos requiere ejercicios constantes y mucha actividad lúdica para prevenir el sobrepeso y las crisis de ansiedad. Su potencial cognitivo es alto, así como su nivel de energía, los espacios amplios y abiertos son los más adecuados para su comodidad y tranquilidad. Debe sentirse seguro y apreciado, creando un fuerte vínculo afectivo entre su amo, su familia humana en general y él.

Las enfermedades hereditarias del Dogo de Burdeos son frecuentes, aunque no es habitual que todos los perros de la raza las sufran. Puedes ser parecidas a la raza de perro Dogo Alemán y al Dogo Canario. Algunas de ellas se presentan a edad temprana entre los tres y cinco años. Las más recurrentes son:

Displasia de cadera o codo: enfermedad que limita la movilidad y muy dolorosa. Muchas son crónicas y debemos utilizar comprimidos y suplementos para toda la vida. Estos son los mejores suplementos para articulaciones de peros.

Enfermedades de la piel: alergias, sarna, tumores.

Hipotiroidismo: esta enfermedad le produce somnolencia y laxitud, por una baja producción de las hormonas tiroideas, que afecta su metabolismo haciéndolo lento y obeso.

Problemas respiratorios: estos están relacionados con la morfología de su cráneo braquiocefálico, condición generada por tener el cráneo ancho, cara chata y hocico corto. Esta conformación craneana dificulta la respiración natural y le hace más propenso a contraer infecciones relacionadas con el tracto respiratorio. Pueden contraer el síndrome braquiocefálico. Esto trae como consecuencia que, al hacer ejercicios fuertes, se sofocan y tardan en recuperar el aliento; también le aporta una marcada intolerancia al calor. El tratamiento médico adecuado eliminará esta dolencia.

Cardiopatías: el agrandamiento del músculo cardíaco (Cardiomegalia), es un problema de salud que, genera insuficiencia respiratoria, retención de líquido y falla renal al perro. Esta enfermedad, se relaciona directamente con los problemas respiratorios, ocasionados por su condición braquiocefálica.

Enfermedades comunes que atacan al Dogo de Burdeos.

Cáncer: crecimiento celular anormal que se manifiesta en forma de tumores o carcinomas. El linfoma es uno de los más agresivos que puede padecer. Su tasa de mortalidad es muy elevada.

Alergias: causan daño a la piel del perro y afectan incluso su capa; determinar la causa puede ser muy difícil y resultan ser duraderas. Se sabe que algunos de sus detonantes son: reacciones a productos de limpieza, polen y polvo; intolerancia alimenticia, picaduras de parásitos como ácaros, pulgas y garrapatas.

Insuficiencia renal: afección grave que causa aumento de líquido en el abdomen del perro. La función renal se deteriora y si no se trata a tiempo, puede cesar por completo, causando el deceso del animal.

Torsión gástrica: es una lesión a nivel estomacal que requiere cirugía para poder corregirla. Ocasionalmente se hace recurrente. Se puede prevenir suministrando dos porciones moderadas de comida diaria en lugar de una muy abundante. También, evitando que haga fuertes ejercicios físicos al acabar de comer.

Obesidad: aumento incontrolado de peso, disminuye el nivel de actividad del animal y puede agravar dolencias preexistentes. Se controla con una nutrición adecuada mediante un buen pienso o con comida casera balanceada. Los excesos

en las porciones son otra causa de obesidad, así como el sedentarismo, entre otros factores.

Conclusiones generales

Al adoptar o comprar una mascota un Dogo de Burdeos, la salud es un factor determinante a considerar. Requiere prevención, cuidados específicos a su condición y pronta atención médica ante cualquier síntoma de enfermedades. Las visitas al veterinario son una constante para mantenerlo sano, fuerte, equilibrado y feliz. La tranquilidad de toda su familia humana depende de eso.

Seguro que te interesa del Dogo de Burdeos…

DOGO DE BURDEOS