Saltar al contenido

Dogo de Burdeos y niños

Los Dogo de Burdeos y niños, desarrollan un apego especial, generalmente con todos los miembros de su grupo familiar humano. Esto lo convierte en un compañero ideal para familias grandes con niños. Si habita una casa grande con jardines o patios que le permitan jugar y ejercitarse, será un miembro activo en la familia, siempre dispuesto a jugar y a compartir con todo el que le dé su amor y cariño.

El Dogo de Burdeos con los niños, expresa un trato muy especial, juega con ellos y, a pesar de su enorme tamaño y su aspecto imponente, no constituye un peligro para su integridad física, porque los trata con mucha paciencia y cuidado. Es una raza de perro que le encanta la compañía humana, tolera juegos que otros perros detestan como por ejemplo, tirarle de la cola, agarrar sus orejas, cubrirlos con mantas y ropas para disfrazarlos e incluso, que les coloquen sombreros.

✅ Podríamos decir que el Dogo de Burdeos no presenta ningún problema para los niños, al contrario, crean un vínculo especial siempre con la supervisión de un adulto.

Siempre es recomendable que un adulto este presente cuando los niños interactúan con el Dogo de Burdeos, hay que recordar que no es prudente dejar los niños solos en compañía de este u otro perro de gran tamaño. Tampoco tienden a atacar a otras mascotas, ni siquiera a sus congéneres, sean estos grandes o pequeños. Sin embargo, no se recomienda tener varios machos juntos porque, son dominantes y si sienten que se establece un reto, pueden surgir peleas entre ellos. En el pasado, los ancestros del dogo de Burdeos se desempeñaron como perros de lucha en las arenas de circos, pero en la actualidad son muy equilibrados y tranquilos.

Dogo de Burdeos, ¿es recomendado para niños?

La imponente apariencia de este perro es por si sola, es un elemento a tomar en cuenta cuando se trata de proteger una casa. Pocas personas se atreverían a retarlo o a intentar enfrentarse a él. Ninguna persona sería capaz de acceder a una propiedad custodiada por él. Es naturalmente reservado con los extraños, nunca les mostrará simpatía si no nota que su amo lo hace, y aun así se mantendrá distante.

Esta raza de perro es totalmente recomendado para niños, él siempre pondrá de manifiesto su determinación a proteger a su familia, demostrando una gran confianza en sí mismo. Eso sí, por su naturaleza apacible, propia de los molosos criados para el trabajo y la caza, resulta difícil sacarlo de quicio, este perro no es nada temperamental.

Es una raza que no acostumbra hacer ruidos innecesarios; si ladra con mucha potencia, siempre habrá una razón de importancia, como puede ser, el ingreso de un desconocido a la casa. Es muy importante atender de inmediato estas manifestaciones de alarma. Es un excelente guardián dedicado, leal y cariñoso con sus amos, dispuesto a hacer cualquier cosa por ellos y por los niños pequeños.

Carácter del Dogo de Burdeos con los niños

El Dogo de Burdeos no es peligroso en sí mismo, no obstante, si no es socializado de la forma adecuada cuando es un cachorro, puede crear problemas. Hay que recordar su tamaño y corpulencia, es un perro que no se arrugará nunca ante adversidades. Es testarudo y aunque aprende con facilidad las ordenes, por su innata inteligencia, ocasionalmente no las obedece por tozudez. Todo ese comportamiento quizá un poco tozudo y testarudo, será totalmente eliminado cuando esté tratando con un niño.

Algunas comunidades españolas lo han clasificado como perro potencialmente peligroso (PPP), debido a incidentes aislados con éste o algún tipo de Dogo, donde personas han resultado heridas por perros de esta raza. Es conveniente asegurarse de las normativas respectivas del lugar donde habitamos, si hemos decidido adoptar o comprar un Dogo de Burdeos como nuestro perro de compañía y amigo valeroso y leal.

Si te encanta el Dogo de Burdeos, te encantará esto:

DOGO DE BURDEOS